ASESINO DE CAZADORES, CAPITULO 11 - 12 - 13(NUEVO)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ASESINO DE CAZADORES, CAPITULO 11 - 12 - 13(NUEVO)

Mensaje  LEOMAX el Sáb 18 Feb 2012, 20:19

Aca les dejo el nuevo capitulo, disculpen la demora es que estoy de vacaciones jeje.

ASESINO DE CAZADORES. CAP. 11.

Spoiler:

CAP.11

LUGAR: VOLCAN

HORA: MAÑANA

Victoria: Bien, los exploradores lo han visto merodeando por el área siete, vamos allá, con algo de suerte no tendré que buscarlo mucho.

Al cabo de un rato la cazadora llegaba a su destino, el calor era insoportable pero no representaba problema debido a su armadura. El lugar era algo estrecho con forma triangular, en cada una de sus puntas se extendían angostos senderos rodeados por lava, algunos uroktors similares al agnaktor pero de menor tamaño pululaban por el lugar, Victoria se encargo de ellos sin mayor dificultad

Victoria: ¿Dónde estás?, como me arde esta cicatriz.

La tierra comenzó a temblar, una enorme grieta se abrió bajo sus pies, la muchacha giro para evitar caer en ella, dejo de temblar, Victoria se acercó cautelosamente para ver dentro, súbitamente emergió la figura de un gran agnaktor envuelto en lava incandescente, sin percatarse de la presencia de la cazadora, el wyvern caminó hacia la lava

Victoria: Es mucho mas grande de cómo lo recordaba.

Tomó una piedra y se la arrojó, el agnaktor giro hacia ella dejando ver un trozo de magma en el lugar en donde antes había estado su ojo.

Victoria: Eres tú, viejo amigo, es el momento de ajustar cuentas.

El monstruo contemplo a la cazadora un momento y volteo sin darle mayor importancia y siguió su perezosa caminata hacia la lava.

Victoria: ¡Eeh!, ¿no quieres pelear?

Al parecer el agnaktor hace poco había comido por lo que luchar era lo ultimo que haría.

Victoria: ¡¡Grrr, Volteaaa!, ¿No me recuerdas?, ¡¡MIRAME MALDITO!!

Antes de que el monstruo se sumergiera en la lava, la cazadora logro darle con una bomba de pintura, este se volteo, la chica se había quitado el casco he inflando los cachetes dijo:

Victoria: ¿Me decuedas ahoda?

El único ojo del animal brilló intensamente, paso su lengua por el pedazo de roca que llevaba por ojo, un feroz rugido estremeció todo el lugar, y salio a toda velocidad para embestir a la cazadora.

Victoria (Poniéndose el casco): Al fin te acordaste de mi- desenfundó su hacha espada-, que esta cita sea memorable.

El agnaktor embistió, Victoria lo dejo pasar y de un rápido movimiento golpeó la cola de la bestia con su arma en modo espada,
el wyvern giro dándole un coletazo, la chica casi cae, se incorpora y corre a golpear sus patas, el agnaktor ruge.

Victoria: Estúpido, eso ya no te servirá.

La cazadora gira quedando bajo su cola y sigue golpeando, el agnaktor se entierra en el suelo.

Victoria: A ver, por donde saldrás.

La bestia sale del suelo cual torpedo una y otra vez, Victoria esquiva una, dos, tres veces. La cuarta logra darle por la espalda haciéndola caer unos metros mas allá.

Victoria: Eso me dolió, me las pagarás.

El wyvern de un gran salto sale a la superficie, la cazadora adivinando su movimiento y empuñando su arma esta vez en modo hacha le da de lleno en la cola antes de que esta tocara el suelo, cortándosela de cuajo. El agnaktor cae pesadamente levantándose en seguida, la batalla continua, el magma que cubre al animal comienza a endurecerse formando una especie de armadura.

Victoria: Je,je, veremos que armadura resiste más.

Al cabo de un rato ambos están agotados, el agnaktor corre hacia la lava para perderse en ella.

Victoria (sacando el mapa): mmm…área cinco, antes tomare unas megas pociones para restablecer un poco mi salud y un trozo de filete para recuperar energías.

La cazadora llego a la zona, el agnaktor había devorado un renoplos(mamífero herbívoro similar al rinoceronte pero sin cuernos), y deambulaba por el lugar.

Victoria: Te has repuesto un poco, sigamos con lo nuestro.

La batalla se reanuda, el choque del acero con el magma endurecido resuena por todo el lugar. Ya casi no le queda coraza al agnaktor, solo un pequeño trozo cubría su delicada garganta. el choque de su espada con el pico la hace retroceder. La bestia comienza a despedir chispas de su hocico, presagio de que disparara su rayo de fuego.

Victoria: Es arriesgado pero lo haré.

Victoria guarda su arma y corre hacia el agnaktor, el wyvern dispara, la chica se deja caer de rodillas deslizándose por debajo del alo de fuego, el rayo logra darle en el casco sacándoselo, la cazadora desenfunda en modo espada asestando un ataque cargado al cogote. El último trozo de magma se rompe, un corte atraviesa su garganta, la sangre brota, el agnaktor se retuerce del dolor dándole un cabezazo a Victoria que sale despedida unos metros mas allá cayendo al suelo.

Victoria: ¡Mi brazo, arde!

Flashbacks: “Victoria, te dejo esta flor que obviamente no es la del nido, para que siempre recuerdes la estupidez de aquel día, deberías considerar eso de volverte cazadora, la verdad no tienes lo necesario. Últimamente me sentía estancada, no avanzaba, pensé que era yo pero me di cuente que por tu persona me estaba quedando atrás, eres un lastre, un peso muerto, alguien que por mas que se esfuerce no llegara a ningún lado, por eso te escribo, olvida tu sueño, dedícate a la minería o herrería que por ahí va lo tuyo, como cazadora serias un fracaso, yo por mi lado me iré a Loclac con mis padres para poder explotar todo el potencial que acá estaba perdiendo contigo. Siempre te dije que solo con trabajo duro se logran las cosas, pero por desgracia en tu caso este dicho no se aplica.
Considera estas palabras y por favor no hagas estupideces.

SELENE.”



No puede acabar así, o todo habrá sido en vano.

La cazadora casi sin fuerzas se levanto empuñando su espada, ambos se miraron sin moverse, el sin su coraza, ella con su armadura trizada, el tiempo parece detenerse. Repentinamente el agnaktor deja escapar otro mortal rayo, la cazadora lo evito, o al menos eso pareció. Victoria cae de espaldas.

La bestia se giró y pesadamente caminó hacia la lava, estaba muy mal herida, antes de sumergirse logró sentir unos débiles movimientos, un rugido ensordecedor se oyó, el animal corrió hacia la cazadora para enterrar su pico y acabar de una vez por todas, levantó la cabeza y la dejó caer con fuerza solo para sentir como la punta de la espada atravesaba su garganta para salir por su ojo arrancándoselo, la sangre brotó a mares cubriéndolo todo. Victoria de un rápido movimiento había rodado hacia un lado y empuñando su espada apoyada cual estaca había esperado ese ultimo ataque del animal.

Victoria: Je,je,je, creíste que me habías acabado.

El wyvern cayó sin vida hacia un costado.

Victoria: al fin terminó.

La cazadora perdió el conocimiento.

Victoria: ¿eh?, ¿Qué ocurre?, que oscuro está esto.

Un haz de luz la baña.

Victoria: Pero, si soy una niña, acaso ¿todo fue un sueño?.

La silueta de una cazadora aparece de espaldas delante de ella.

Victoria: ¿Quién eres?, ¿eres tu Alicia?.

La chica trata de tocar su hombro pero no lo logra, la silueta comienza a alejarse Victoria corre tratando de alcanzarla.

Victoria: No me dejes, entrenaré duro para no ser un lastre. ¡¡¡ALICIA!!!

La chica cayó al suelo, algo detenía su pie.

Victoria: Suéltame, ¡Aliciaa!

La cazadora se sentó de golpe, un uroktors mordisqueaba su pie, de una patada lo alejo, recorrió el lugar con la vista, pudo ver su casco tirado mas allá, el agnaktor estaba a su lado, inerte, al tratar de incorporarse toco con su mano un pequeño saco, lo abrió, en su interior había una poción antigua, la bebió sin titubear.

Victoria: Ah… me siento mejor, tonta Alicia, hasta inconciente viene a ayudarme. Pero eso no importa por ahora, me duele todo menos el brazo jejeje, iré por mi casco para comenzar a destazar al wyvern, me veré genial con su armadura, no debo olvidar el recuerdo que le prometí al niño.

La chica sacó su arma de la cabeza del agnaktor, y comenzó a recolectar las piezas. Cuando terminaba su labor vió como llegaban cuatro personas con armadura de rathian y dos felynes tan altos como ellos, que traían dos carretas tiradas por apthonots, eran los recogedores.

Recogedor 1: ¿Todavía estás aquí?

Victoria: ¿Cuánto ha pasado?

Desde que nos enviaron a recoger el cuerpo…unas dos horas.

Victoria (pensando): ¿Tanto estuve inconciente?, Ahora entiendo lo de la poción antigua, suerte contar con tu ayuda de vez en cuando viejo vegetal.- Eh…es que me quede un rato recolectando minerales.

Recogedor 2: Es demasiado grande, tendremos que partirlo a la mitad para poder llevarlo.

Recogedor 1: Bien, vamos a ello, a juzgar por tu armadura, la caza debió ser intensa, déjanos el resto a nosotros, en el campamento te espera una buena comida.

Victoria: Excelente, muero de hambre.

Recogedor 3: El barco te estará esperando para llevarte de regreso a Moga.

Victoria: Gracias, me pondré en marcha, adiós.

La cazadora después de comer se embarco con rumbo a Moga.


Continuara…


CAPITULO 12

Spoiler:

CAP.12



La noche era hermosa, El sonido del corno anunciaba la llegada de Victoria. Nimeninu y Leandro salieron a recibirla.

Leandro: Bienvenida Victoria, oh, mira tu armadura, el combate debe haber sido épico.

Victoria: Y que lo digas jejeje, ten, te traje el recuerdo que te prometí.

Leandro: Gracias, ¿que será, que será?, ¡¿Un ojo de agnaktor? y que puedo hacer yo con esto?, no creo que sirva para forjar un arma o armadura.

Victoria: Claro que no, pero puedes dárselo al felyne cocinero para que te haga una rica sopa jajajaja.

Leandro: Que mala eres.

Victoria: Es solo una broma.

Nimeninu: Y… ¿era el?

Victoria: Si, ya termine todos mis asuntos acá en Moga, en cuanto el herrero me haga la armadura de agnaktor y repare esta, podríamos partir.

Nimeninu: Me parece bien, pero había pensado en que nos quedáramos unos días más, como acá llega diversidad de misiones, podríamos pulir nuestro trabajo en equipo.

Victoria: Por mi está bien.

Pipas (interrumpiendo): Lamento decirles que todas las misiones han sido canceladas, hasta resolver un asunto más importante.

Nimeninu: ¿Ya averiguaron quien es el causante de los terremotos?

Pipas: Es ceadeus, el dragón anciano de los mares. Mañana a primera hora enviaremos las noticias al gremio, para ver que deciden hacer, hasta entonces solo estará permitido ir al bosque de Moga a explorar.

Nimeninu: ¿Ceadeus?, es muy raro verlo por estas zonas, ¿estás seguro?

Pipas: Claro, el pequeñín lo ha visto con sus propios ojos.

Leandro: ¿Quién?

Chacha: Mi haberlo visto, ser enorme, con dos cuernos uno más grande que el otro, entrar y salir por unas cuevas submarinas al oeste de aquí.

Victoria: ¡Chacha!, amigo así que por eso desapareciste ese día.

Chacha: Así ser mi aprendiz. Mientras luchar con lagiacrus mi ver una gran sombra a lo lejos, como ver que monstruo estaba muy malherido, dejártelo a ti para terminar el trabajo, mi decidir seguir aquella sombra, y lograr traer noticias, por poco no lo cuento, ser muy peligroso.

Leandro: mmm…no tengo nada en el libro, al parecer mis padres nunca lo enfrentaron.

Nimeninu: Eso no es de extrañar, este es un dragon muy pacifico, por lo que rara vez presenta problemas a la población, eso si en otros continentes como Nopaj, es muy apetecido por su carne, y claro por los materiales que se obtienen para forjar su armadura.

Pipas: Esos de Nopaj son unos sacrílegos.

Victoria: ¿Cuánto demorará el gremio en enviar una respuesta?

Pipas: En unos días deberíamos tener noticias.

Victoria: Bien, hasta entonces saldré reiteradamente al bosque de Moga, hasta que se decida lo que se hará.

Leandro: Saldremos al bosque de Moga, recuerda que somos un clan, no es así Nimeninu.

Nimeninu: Efectivamente, y cuando llegue el momento nos encontraremos con ceadeus

Pipas: Sea cual sea lo que diga el gremio, solo les pido una cosa. Que por favor no lo maten, Ceadeus es considerado nuestro dios por lo que seria una pena tener su sangre en nuestras manos.

Victoria: Haremos todo lo posible por no matarlo.

Pipas: Gracias.

Leandro: Esa seria una misión oficial, si aun no llegan nuestras confirmaciones,
¿Como nos apuntaremos?

Perla: Este…señor Nimeninu, dice mi padre que ya está todo listo.

Nimeninu: Gracias, iremos enseguida.

Leandro: ¿Qué ocurre?

Nimeninu: Olvide decirte que esta tarde llegó la confirmación del gremio, vamos debemos ir donde el herrero por ellas.

Leandro: ¿Y porque no lo dijiste antes?, vamos que ya quiero verlos.

Victoria: ¿El niño no sabe de qué va esto, cierto?

Nimeninu: La verdad…no.

Victoria: Esto no me lo pierdo.

Ya en la herrería…

Leandro: ¿¡Qué,una marca en la piel!?

Nimeninu: si, es una marca que se hace con un mineral especial que envía el Gremio este se calienta al rojo vivo, y este wyveriano que ustedes ven acá (apuntando al herrero), es uno de los pocos autorizados a realizar este trabajo.

Leandro (sudando): Pe-pero ¿tiene que ser en la piel?, ¿no puede ser en la armadura?.

Victoria: Vamos, no seas cobarde y di luego donde quieres que te marquen.

Leandro: ¿?

Nimeninu: Debes decirle al herrero en donde quieres la marca: Espalda, brazo o pierna.

Victoria: Mira, esta es mi marca.

La joven se sacó la greba derecha dejando ver una marca con forma circular de unos cinco centímetros de diámetro y dentro de esta se apreciaba la silueta del jhen moran, abajo, a la derecha y a la izquierda de la figura se apreciaban tres letras en lenguaje antiguo que significaban: Abajo, novato- izquierda, medio- derecha, pro y arriba, la que le faltaba, Elite.

Leandro: Genial, ¿la mía será igual?

V.C: No, la tuya es la silueta del lagiacrus, y su respectiva letra abajo. Bien el metal esta listo. ¿Donde quieres la marca?

Leandro: Eh…este…en el antebrazo.

El muchacho puso su brazo izquierdo con la palma hacia arriba en un mesón, Victoria lo sujetó firmemente.

V.C: Nimeninu, cuando te diga me pasas ese trozo de cristal hielo y la venda.

Nimeninu: Entendido.

El herrero saco el metal del fuego y de un rápido movimiento lo colocó cerca de la muñeca. Para Leandro los tres segundos que duró el proceso se hicieron eternos.

V.C: Listo, el cristal y la venda.

Y colocando el trozo sobre la marca y vendándola terminó el trabajo.

V.C: Con eso basta, ya eres oficialmente un cazador.

Leandro (Con lágrimas en los ojos): Gracias.

Victoria: Jaja, te dolió.

Leandro: Lloro de alegría.

Victoria: Jaja, seguro.

V.C: Me tarde un poco con lo que me pediste Nimeninu, pero ya está listo. Chico ve al otro cuarto a ver tu nueva arma y armadura.

Leandro: Que bien, mi nuevo equipo, vamos Victoria.

Victoria: Uf…bueno.

V.C: Bien, ya estamos solos, si mal no recuerdo tu marca la tienes en la espalda.

Nimeninu: La tenía en la espalda. Después de esa noche, lo único que tengo en su lugar es esta cicatriz.

El cazador se saco la blusa, un tajo recorría toda su espalda de derecha a izquierda.

V.C: Mmm…sabes que corro un gran riesgo al hacer esto, si el Gremio llega a enterarse…

Nimeninu: Lo sé, y agradezco tu ayuda, es la única forma de recuperar mi honor- y vengar a mis compañeros (pensando).

V.C: Bien, vamos a ello.

Nimeninu: Hazlo en el antebrazo igual que al chico.

El herrero repitió el proceso, Nimeninu ni se inmutó.

V.C: Toma, cristal hielo.

Nimeninu: No gracias, esto es nada comparado con lo que he tenido que pasar.

V.C: Como quieras, al menos véndate.

Mientras el hombre vendaba su brazo, apareció Leandro con su nueva armadura de rathian (solo su brazo izquierdo estaba desnudo), y su mazo de jhen moran en la mano.

Leandro: ¿y, como me veo?

Victoria: La verdad…te queda bien esa armadura.

Nimeninu: Lo importante es saber como la sientes tú.

V.C: El casco lo modifique un poco para que no tengas problemas con tus gafas.

Leandro: Excelente, gracias, y este martillo es genial.

El muchacho movía ese martillo como si fuera una prolongación de su brazo.

V.C: A pesar de su contextura, mueve muy bien ese mazo.

Nimeninu: Je,je, siempre ha sido así.

V.C: No me hubiera gustado ser la rathian que recibió los golpes de ese chico.

Victoria: Así que el niño venció una rathian. Después de todo puedes ser útil en las cacerías.

Nimeninu: De eso no hay duda.

Leandro: ¿Y cuando podré sacarme el vendaje?

V.C: mañana no tendrías problemas, el dolor será mínimo y durará unos días pero no será impedimento para cazar.

Leandro ¡Siiii!

Nimeninu: Gracias por todo viejo amigo.

V.C: De nada, y cuida bien de tu clan.

Nimeninu: Así lo haré, que les parece si vamos todos a comer algo para celebrar por nosotros los nuevos cazadores.

Victoria: Nimeninu, ¿Qué edad tienes?

Nimeninu: treinta y cinco, ¿Por qué?

Victoria: Es que ¿porque esperaste tanto tiempo para registrarte como cazador?

Nimeninu: Eh…verás: Todos estos años estuve en una isla cazando y perfeccionando mis técnicas, ahí llegué por casualidad, Era un lugar habitado por wyverianos. Se dice que de este sitio que durante la gran era glaciar de hace milenios, salieron todos los wyverns que pueblan nuestro mundo.

Victoria: Pero esa isla es un mito, historias para hacer dormir a los niños.

V.C: Esa isla existe, es más, yo nací y me crié ahí, lo que pasa es que ese lugar esta en constante movimiento, además esta prohibida para los humanos.

Leandro: ¿Y Nimeninu?

Nimeninu: Como dije, fue solo casualidad, hace años atrás me dirigía a Loclac para registrarme como cazador, el barco en el que iba naufragó. Gracias al destino llegué flotando en un barril a las costas de esta isla.
Los Wyverianos después de mucho discutir aceptaron que me quedara, ahí viví como uno más de ellos, hasta que hace poco decidí volver al continente para terminar lo que había dejado de para y formar un clan.

Victoria: Mmm…

Nimeninu: Bueno, no se hable más, vamos a cenar y luego a las termas, viejo si quieres trae a tu hija. Victoria ¿por que no vas con Leandro a buscar a Roko y Chacha?

Victoria: Vale, vamos Leandro.

V.C (acercándose a Nimeninu): Admiro tu rapidez mental, tremenda historia te inventaste.

Nimeninu: Debía salir del paso, además no todo lo inventé jejeje.

La noche transcurría, todos comieron y charlaron, Chacha se divertía bailando sobre una mesa y contando sus hazañas como cazador, luego fueron a las termas a recuperarse mientras bebían sake. De madrugada ya cansados se fueron a dormir.

Durante los días siguientes los cazadores se dedicaron a explorar el bosque de Moga para obtener recursos y cazar uno que otro gran jaggi o curupeco que se les cruzara.

Los primeros rayos del sol bañan la aldea, Moga despierta sacudida por un terremoto.

Leandro: Nimeninu despierta, el jefe quiere hablar con nosotros.

Al rato…

Pipas: Tengo noticias: El Gremio ha dado autorización para encargarse del ceadeus.

Victoria: Que bien, ¿Cuándo partimos?

Mi gente debe tener listo el campamento, este esta enclavado en un risco que da a la entrada de las cuevas submarinas. Pueden partir a medio día, en media hora estarán allí.

Nimeninu: Bien Pipas, comeremos algo y partiremos a medio día.

Pipas: Gracias, les estaré eternamente agradecidos, solo les recuerdo que por favor no lo maten, ahuyéntenlo si pueden.

Nimeninu: No te prometo nada pero haremos lo que este en nuestro alcance.

Leandro: ¿Roko irá?

Nimeninu: No, no es muy bueno para el agua que digamos.

Chacha: Mi ir, yo encargarme del dragón, además si necesitar aire solo pídanlo, que con mi nueva mascara tener mucho jajaja.

Los cuatro guerreros fueron a comer, prepararon sus cosas, ya al medio día emprendían rumbo a su destino. Llegaron en un bote a un lugar sin mucho oleaje, dejaron la nave amarrada a una roca y subieron por un estrecho camino hacia el campamento.

Lugar: Entrada a las cuevas submarinas.

Hora: Pasado el medio día.

Ya en el campamento los cazadores realizaban los últimos preparativos. Leandro lucia su armadura de rathian y su martillo remolino, Victoria estrenaba su armadura de agnaktor y su lanza acrus de elemento trueno, y Nimeninu llevaba una combinación de armadura toda de helios excepto las grebas que eran de vangis, y su pikach.

Leandro: Pedazo de armadura, guay.

Nimeninu: Está echa con piezas de ceadeus, la compre en Nopaj, allá este dragon anciano se considera un manjar y las grebas están hechas de piezas de deviljho el monstruo nómade.

Leandro: Es genial y la tuya también Victoria.

Victoria: No se hable más y vamos a la acción. Según el mapa las cuevas se dividen en tres áreas, en la galería principal se encuentra un mata dragones funcional y dos ballestas ubicadas a cada lado en un regular estado, esto nos facilitará el trabajo.

Leandro: Pero ¿ como haremos para ahuyentarlo?

Nimeninu: Como dijo Chacha, el dragón tenia un cuerno más grande que el otro, ese debe ser su problema, debe frotarlo en las paredes de la cueva para limarlo y eso causa los terremotos.

Victoria: ¿Solución?, cortar ese cuerno.

Nimeninu: Exacto, atacaremos su barba para que no pueda controlar bien su flujo de aire y luego nos empeñaremos en ese cuerno, es un dragón algo lento pero sus ataques son poderosos, tengan cuidado.

Leandro: Bien, Chacha atento conmigo que te necesitaré constantemente.

Chacha: Mi estar listo.

Una enorme figura con dos cuernos emerge del agua, es ceadeus. Vuelve a sumergirse para entrar por la cueva.

Nimeninu (en la orilla del risco): Es hora. Vamos.

-¡¡SI!!-

Los cuatro cazadores se lanzaron al agua.

Continuará…


CAPITULO 13

Spoiler:

Al entrar al agua los cazadores se encontraron con la criatura, un animal similar a una gran ballena azul, con dos enormes cuernos coronando su cabeza, su garganta estaba cubierta por una especie de barba, una gruesa capa de pelo casi tan dura como la piedra.

Leandro: Es enorme.

Victoria: Ahí, su cuerno derecho, ese es nuestro objetivo.

Nimeninu: Primero mermemos su capacidad de retener aire.

Victoria: Entendido, vamos a hacerlo.

Los cazadores se acercaron lo más que pudieron y atacaron. La bestia al sentir el metal en su barba se sacudió, golpeando al muchacho, que enseguida volvió a la lucha, se empeñaban en golpear su barba y cada vez que el ceadeus se sacudía se ponían sobre su cabeza para evitar los cuernos, mientras continuaba la batalla , el dragón seguía su avance, llegaron a la segunda galería.

Nimeninu: Solo un poco mas.

El cazador coloco unas bombas submarinas y las detono en la cabeza del animal, este se retorció de dolor, haciéndolo enfurecer, comenzó a embestir con todo su cuerpo chocando contra las paredes, los aldeanos corrían despavoridos de un lado a otro parecía ser cuestión de tiempo antes de que la aldea de Moga desapareciera tragada por el mar.

Victoria: Esto no pinta bien, debemos llevarlo a la galería tres lo antes posible.

Nimeninu: Es terrorífico cuando se enfada, ¿Qué es eso?

Nimeninu diviso una grieta en las rocas, entendió que si no dañaban ahora la barba del animal, este saldría por ahí para respirar, el cazador le hizo unas señas a Leandro y Victoria, estos obedecieron. La cazadora realizo el ataque mas poderoso que podía hacer, con su lanza a modo de torpedo se lanzo a gran velocidad contra la barba, haciéndola explotar cual globo, el wyvern quedo casi inconciente. Leandro obedeciendo a Nimeninu, se dirigió hacia la grieta y detonando unas cuantas bombas submarinas pudo sellarla.

Ceadeus se incorporo, desorientado comenzó una loca carrera, chocando con todo. Los cazadores le seguían de cerca evitando las piedras que caían, finalmente llegaron a la galería principal.

Apenas entraron, los recibió un gran chorro de agua que apenas lograron esquivar. Nimeninu se dirigió al mata dragones y Leandro con victoria a las ballestas, Chacha hizo de carnada atrayendo la atención del ceadeus con sus bailes.

Chacha: Siii, venir ceadeus, chacha solo querer ser tu amigo.

El dragón mordió el anzuelo y se acerco peligrosamente al mata dragones, Nimeninu lo acciono, ocultos en la pared se encontraban tres grandes estacas de hierro que asomaron con fuerza dándole en la cola, algunos trozos ensangrentados quedaron flotando en el lugar.

Nimeninu: Me demore mucho, no pude conseguirlo, cuento con ustedes chicos, a por ese cuerno.

Una lluvia de arpones cayó sobre la bestia, esta, furiosa embistió la ballesta en donde estaba Victoria destrozándola.

Victoria: Maldición, vamos Leandro.

Leandro: OH no, y solo me quedan dos arpones.

Ceadeus furibundo se encamino hacia Leandro, este le disparo pero fallo.

Leandro: Mierd…, solo uno, por favor no falles.

Ceadeus giro en el lugar y de un rápido movimiento se lanzo sobre el muchacho.

Nimeninu: Vamos chico dispara o te hará puré.

Leandro: Aun no, mas cerca, vamos que se puede.

Victoria: Pero que trama este niño.

Cuando ceadeus estaba a escasos metros del muchacho sintió como su cuerno se rompía haciéndolo girar en trecientos sesenta grados, impactando la ballesta haciendola añicos. Leandro logro escapar esquivando la enorme masa de carne aprovechando las pequeñas aberturas que dejaba el animal con su largo cuerpo.

Nimeninu: Uf, estuvo cerca, esa habilidad para esquivar solo la adquiriste en tus entrenamientos con los gran jaggis.

Victoria: Bien echo niño.

Los cuatro guerreros se reunieron sobre el mata dragones, el cuerno flotaba metros mas allá, pero ceadeus lejos de irse estallo en cólera, golpeando las paredes y arremetiendo contra los cazadores , estos se miraron y entendieron lo que debían hacer: lograr que ceadeus sintiera terror hacia ellos.

Leandro fue directo hacia el, dándole un fuerte golpe en la cabeza, Victoria atacaba su espalda y Nimeninu sus aletas, ceadeus hacia todo por atacar, pero sus golpes cada vez se debilitaban más.

El muchacho asestó un buen golpe a la malograda barba, vio como se desprendían unas especies de piedras que caían hacia el fondo.

Leandro: Como brillan.

Ceadeus en un ultimo intento comenzo a succionar agua, su ataque mas poderoso se estaba por venir y Leandro se encontraba en la línea de fuego.

Nimeninu: No de nuevo.

El cazador hizo un gesto a Victoria.

Victoria: El niño corre peligro

Y poniendo su lanza en punta se aproximo lo más rápido que pudo al chico.

Victoria: No lograre llegar a tiempo, rayos.

La bestia solto su bomba. Victoria soltando su escudo logro asir a Leandro del brazo alejándolo del peligro, la onda que producía el chorro lo espabilo.

Leandro: ¿eh?, ¿que ha pasado? y ¿Por qué Victoria me lleva así?

La cazadora soltó al chico y de una seña le indico que siguieran con el plan, la lucha se extendió un poco más, el agua lucia un tono rojizo producto de la sangre que brotaba del animal, Nimeninu de cuando en cuando revisaba el mata dragones esperando el momento y…este había llegado. Les indico a sus colegas la mata dragones, estos hicieron que el dragón los siguiera. Las estacas salieron, esta vez el golpe fue brutal, el cuerpo de la criatura casi se parte en dos, un angustioso chillido hizo temblar la aldea por ultima vez, el ceadeus con sus ojos llenos de miedo. Se metió a las cuevas, los cazadores le siguieron de cerca golpeándolo de vez en cuando para cerciorarse de que no le quedaran ganas de volver.

El sol casi se ocultaba cuando la figura de ceadeus emergió por completo del mar, su malogrado cuerpo llevaría siempre el recuerdo de esos pequeños seres que el mundo llamaba cazadores.

Nimeninu, Victoria y Leandro, salieron a la superficie victoriosos para ver como ceadeus se perdía en el horizonte.

Victoria: lo logramos.

Nimeninu: Un excelente trabajo.

Victoria: Solo un pequeñísimo detalle.

Nimeninu: Leandro, hoy combatiste como todo un profesional, pero ese lapsus que te dio…de no ser por Victoria podrías haber muerto.

Leandro: De verdad lo siento. Es que esas piedras eran tan brillantes.

Victoria: La que lo siente mas soy yo, perdí mi escudo, quizás cuantos lagiacrus deberé cazar antes de poder forjar otro.

El pequeño chakalala salio del agua.

Chacha: No preocupar por eso mi aprendiz, yo ver lo ocurrido e ir a rescatarlo, toma.

Victoria: chacha, gracias eres genial amigo.

Chacha: no ser nada, solo sentir no haber dado el golpe de gracia a la criatura. Mi tenerlo todo controlado.

Victoria: claro, claro. Para la otra será.

Chacha: También traer estas piedras brillantes que salir del monstruo.

Leandro: Esas son las piedras que vi.

Nimeninu: mmm… pero si son gemas profundas, se usan en la confección de armas y armaduras, son muy difíciles de conseguir, jaja, es una muy buena recompensa por el trabajo echo, al final todo salio según lo planeado.

Leandro: Y no hubo necesidad de acabar con ceadeus, a propósito ese cuerno que quedo, ¿también sirve no?

Victoria: Así es, propongo que vayamos por el y lo llevemos a la aldea como trofeo.

Nimeninu: ¿Por qué no?, el herrero sacara lo que estime conveniente para usar.

Oscurecía cuando el corno anuncio la llegada de los cazadores, el bote venia cargado con un gran trozo del cuerno de ceadeus.

La gente se agolpo a recibirlos entre vítores y agradecimientos, Nimeninu dio su reporte al jefe y fue donde el herrero. Entrada la noche hubo una gran fiesta en honor a los cazadores que salvaron la aldea de su destrucción, sus nombres quedaron grabados en una enorme roca que de titulo decía: LOS HEROES DE MOGA. Casi de amanecida, todos exhaustos se fueron a dormir.

El día era hermoso, los aldeanos retomaban sus labores habituales, los cazadores aun dormían agotados de tanto festejo cuando un gran alboroto los despertó.

Continuara...


Espero les guste y...comenten Smile
Spoiler:


Última edición por LEOMAX el Lun 11 Jun 2012, 09:01, editado 5 veces
avatar
LEOMAX

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 15/01/2012
Edad : 40
Localización : Alto Hospicio, Chile

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

ASESINO DE CAZADORES

Mensaje  LEOMAX el Lun 27 Feb 2012, 05:45

Pronto el proximo capitulo. Jonator luego te mando lo que me pediste Smile .
avatar
LEOMAX

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 15/01/2012
Edad : 40
Localización : Alto Hospicio, Chile

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.