ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Mensaje  LEOMAX el Lun 14 Mayo 2012, 06:54

Hola, aca les dejo el nuevo capitulo, disculpen la demora, es que he estado con mucho trabajo.

ASESINO DE CAZADORES. CAPITULO 17.

Spoiler:


CAP.17





Las carretas pasaban lentamente el umbral de hierro, columnas de humo se elevaban desde las chimeneas de las casas, algunos niños jugaban en las calles, se divertían haciendo muñecos de nieve, llegaron al centro del pueblo, Kajuke, un hombre alto, de unos cincuenta años ayudaba a una pequeña niña a hacer su muñeco cuando los vio, se levanto y puso a la pequeña detrás de el, mirando amenazante a los cazadores.

Nimeninu: Calma, no les haremos daño, solo somos viajeros en busca de donde pasar la noche.

Kajuke: ¿Viajeros?, nunca vienen viajeros por acá, ustedes son cazadores, en este pueblo los de su tipo no son bienvenidos.

Victoria: ¿estas seguro?, andamos en busca de unos cazadores, nos dijeron que vivían en este pueblo, es imperante que demos con ellos.

Kajuke: n…no, ya les he dicho que ustedes no son bienvenidos, y será mejor que se vayan antes de que lo sepa Matukani el jefe de la aldea.

Leandro: Por favor necesitamos hablar con ellos, díganos donde hallarlos, queremos que se unan a nuestro clan, en tres meses habrá un gran torneo y necesitamos de ellos para poder participar.

Kajuke (pensando): ¿un clan?, ¿torneo?, si les doy información podrían llevárselos de acá y tendríamos algo de paz por un tiempo, y si tenemos suerte tal vez mueran devorados por algún animal- su cara esbozo una sonrisa maquiavélica-.

Nimeninu: ¿Que tanto piensas?, y ¿nos vas a ayudar o no?

Kajuke: Ejem…, los llevare con Matukani, expónganle su caso, el decidirá que hacer.

Fue el grupo hasta la casa del jefe, una construcción de tres pisos coronada por una enorme chimenea, Kajuke, golpeo la puerta, una viejecilla abrió la puerta.

Kajuke: Que tal madre, ¿mi hermano está?

Madre: Si hijo, pasa a calentarte.

Kajuke: Vengo con unas personas que quieren verlo.

Nimeninu: Permiso, buenas tardes.

Madre: Pero si son…

Kajuke: No te preocupes mama, esta bien.

Madre: mmm…, tu hermano esta arriba, en la sala de consejo.

Kajuke: Gracias.

Subieron la escalera, el segundo piso estaba dividido por un pasillo, al lado derecho se apreciaban varias puertas, a la izquierda una puerta de dos hojas con un letrero que decía:: Sala de consejo, sobre la puerta, apernados, se encontraba una gran asta de anteca.. Kajuke golpeo, su hermano le abrió….

Kajuke: Hermano, hay unas personas que desean hablar contigo.

El jefe asomo la cabeza, al ver a los cazadores se desencajo.

Matukani: Mmm… ¿me esperan un poco? debo hablar a solas con mi “hermanito”.

Las puertas se cerraron, al cabo de unos quince minutos ambos salieron, con una expresión de complicidad en sus rostros.

Matukani: Disculpen la demora caballeros, dama, pasen, hablemos.

Se sentaron en una larga mesa de madera, fuentes con carne recién cocinada y botellas con licor, la llenaban, el calor de la chimenea hizo que los cazadores se sacaran sus abrigos dejando ver sus armaduras.

Matukani: Son unas armaduras magnificas, sírvanse, coman cuanto quieran, pero díganme, así que buscan cazadores para formar un clan.

Victoria: así es, nos dieron el dato de que acá hallaríamos buenos cazadores, por eso hemos venido.

Matukani: La verdad es que en este pueblo los cazadores no son bienvenidos, son algo… agresivos, y díganme, ¿ese torneo que tienen cuando es?

Leandro: esto esta bueno mmm, es en unos tres meses, será un torneo realmente grande.

Matukani: ¿y…ese evento es peligroso?, ¿puede morir gente?

Nimeninu: Tan o mas peligroso y mortal, como cualquier cacería, pero no se preocupe, cuidaremos bien de ellos.

Kajuke (mirando a su hermano): ¿Por que no les hablamos de tu ya sabes quien?

Matukani: Esta bien, hace unos años llegaron a vivir a una montaña en las afueras del pueblo, unos hermanos, buenos cazadores, en este pueblo todos los queremos, es por eso que seria triste si se fueran, pero al ver su predicamento es que me he apiadado de ustedes y les diré con el dolor de mi corazón donde hallarlos: Casi al salir del pueblo hay una taberna, allí se reúnen los trabajadores después de sus jornadas a beber y comer algo, con frecuencia van allá, ahí de mas que te dicen donde puedes encontrarlos.

Nimeninu: Gracias, levantaremos un campamento para pasar la noche y si todo sale bien mañana nos iríamos con los hermanos.

Matukani (pensando): Eso espero, jejejeje.

Kajuke: Bien, les deseo suerte, y que les vaya bien en su torneo.

Leandro: gracias.

Los cazadores dejaron la casa.

Kajuke: Hermano, ¿crees que resulte?

Matukani: resultara, ya veras como volveremos a tener calma al menos por un tiempo.

La luna iluminaba las calles por las que pasaban los cazadores, la mirada de decenas de ojos los inquietaba.

Nimeninu: No se por que presiento que de lo que nos contó el jefe solo una parte es cierta.

Victoria: Tú también lo notaste.

Leandro: Debemos estar atentos al llegar a la taberna.

Al acercarse al lugar el ruido se hacia mas intenso, típico de una taberna, abrieron las puertas y pasaron. La fría brisa entro apagando todo el bullicio, las personas que estaban en el lugar miraban con desconfianza a los cazadores, estos se acercaron a la barra.

Nimeninu: Cantinero, tres jarros de té de hongo dragón por favor.

Cantinero: Mmm… cazadores, al parecer están lejos de casa, ¿en que andan?

Victoria: Estamos buscando unos cazadores, hermanos, nos dijeron que tu nos podías decir donde hallarlos.

Cantinero: Este…yo no se nada, mejor váyanse, vuelvan por donde vinieron.

Leandro: Ufff, ya estoy cansado de oír la misma cantaleta, a ver alguien puede decirnos ¿donde hallar a los trillizos del demonio?

El ambiente se torno hostil, gruñidos y groserías se decían entre dientes, el chico de a poco comenzó a desaparecer dentro de su armadura.

Cantinero: No es nada, el muchacho solo bromeaba, por favor sigan bebiendo, tu muchacho, ese nombre está prohibido acá.

Nimeninu: Entonces los conoces.

Cantinero (susurrando): Todo el pueblo los conoce, desde que volvieron de Moga su actitud cambio completamente, se han vuelto un martirio para este pueblo, cada vez que bajan de la montaña esta cantina queda hecha una mierda, solo Javita es la excepción, ella sigue siendo tan apacible como siempre, cuesta imaginar que sea cazadora, pero los otros dos, Max y Amae, son cosa seria, cuando bajaron juntos de la montaña, pasamos semanas reconstruyendo el pueblo.

Leandro: ¿Y no que los querían tanto?

Victoria: ¿Aun no lo captas? El jefe nos mintió, lo que quiere es que le solucionemos su problema.

Nimeninu: Es correcto pero a pesar de eso los necesitamos.

Victoria: Grrr, esos dos me las pagaran.

Cantinero: ustedes, ¿Qué quieren con ellos?

Nimeninu: Queremos que se unan a nuestro clan, nos dijeron que como cazadores eran de muy buen nivel.

Cantinero. De eso no hay duda, pero como personas son una…

Las puertas del bar se abrieron de golpe, el viento apago algunas antorchas, la figura de dos personas cruzo el umbral, dos cazadores en armaduras de barioth avanzaban hacia la barra, mientras los demás comensales comenzaban a abandonar el lugar silenciosamente, el hombre de aspecto corpulento, izo un ademán a la chica la que se fue a sentar a una mesa en la penumbra, el cazador se saco el casco, dejando ver su moreno rostro, atravesado por cuatro marcas, una garra, talvez recuerdo de alguna cacería pasada, un peinado en forma de mohicano lo hacia ver aun mas intimidante. Golpeo fuertemente la barra.

Max: ¿Qué somos que como personas?

Cantinero: Nada, nada, voy a la bodega por su vino.

Max: Gusano cobarde, y ustedes ¿Qué me ven?, veo que son cazadores como nosotros, venga, tómense unos tragos, yo invito, luego podemos ir a quemar algo por ahí.

Nimeninu: Leandro, Victoria, ¿por que no van a charlar con la muchacha?
Sabes, quemar algo es lo último que tengo en mente, tú debes ser Max, yo soy Nimeninu, y los de allá son Leandro y Victoria, los hemos estado buscando para hacerles un ofrecimiento.

Max: cantinero, ¿Qué pasa con ese vino? ¿Ofrecimiento?, y ¿Qué seria?

Cantinero: Acá esta señor, es el mejor de la casa.

Nimeninu: Queremos que se unan a nuestro clan.

Max: Juajuajua, ¿un clan?, ¿yo unirme a un clan?, olvídalo, con mis hermanas tengo mas que suficiente, además nosotros estamos en otro nivel comparado al de cualquier cazador.

Nimeninu: Por como entraste pude darme cuenta, tu nivel es aun mas bajo que el de un noob.

Max: ¿¡que!? Idiota no sabes con quien te metes, somos los trillizos del demonio, cada wyvern en este mundo de mierda tiembla al oír nuestro nombre, mide tus palabras si no quieres que…

Nimeninu: ¿Si no quiero que?, Veo que tienen razón los del pueblo, es una lastima, al parecer no son ni la sombra de los cazadores que eran, sobre todo tu, vine hasta acá buscando unos grandes cazadores, me decepcionas.

El cazador de un rápido movimiento saco su cuchillo de cazador y lo puso en el cuello de Nimeninu.

Max: Maldito animal, te abriré como un triste jaggi.

Nimeninu: ¿No sabes que al levantar tú arma contra otra persona estas rompiendo la regla más importante del código de cazadores?

Y diciendo esto Nimeninu golpeo la muñeca y el torso de la mano de su agresor, la cuchilla salio disparada quedando incrustada en un pilar, Max desenfundo rápidamente su hacha pero Nimeninu ya estaba sobre el, tomo el mango con una mano y de un giro le dio un codazo en el rostro, este soltando el arma retrocedió unos pasos. Nimeninu la arrojo bajo unas mesas.

Nimeninu: Por eso te hubieran sentenciado a cadena perpetua, hubieras pasado el resto de tus días alimentando a los wyverns de la arena. Veo que no hay caso contigo, que perdida de tiempo.

Max: Desgraciado, rompiste mi nariz, ahora yo te romperé a ti.

Un puñetazo fue al rostro de Nimeninu, este se agacho esquivándolo, apareciendo detrás de su atacante.

Max: ¿desapareció?

El cazador volteo solo para recibir un puñetazo que lo arrojo detrás de la barra, el cantinero huyo como alma en pena.

Nimeninu: Es suficiente, esto acaba acá.

Max: No me digas.

Las botellas comenzaron a caer sobre el cazador que las esquivaba sin problemas acercándose de a poco a la barra, Max fue a lanzar otra botella pero Nime agarro su muñeca, con la otra mano agarro el cuello de su armadura, y levantándolo por los aires cayó a sus pies estrepitosamente.

Max: ¡¡ARGGGGHH!!

Nimeninu: Es todo, vámonos.

Max: A-aun no, te pateare el culo.

La hermana, se puso en medio para tratar de calmarlo, pero solo recibió un empujón de este que la izo caer al piso.

Nimeninu: Eres un animal.

Max apenas se puso en guardia, una lluvia de puñetazos callo sobre el, su rostro estaba desfigurado por la hinchazón, Nimeninu de un rápido movimiento incrusto la greba en el pecho de Max que cayo de rodillas golpeando su frente en el piso vomitando.

Nimeninu: Es todo, vamos, mañana partiremos, deberemos seguir buscando, acá ya no hay nada que nos detenga.

Los cazadores abandonaron el lugar, la muchacha se levanto y corrió a ver a su hermano.

Javita: Hermano, déjame ayudarte a levantarte.

Max (haciéndola a un lado): Yo puedo solo.

Trato de incorporarse pero le fue imposible, Javita lo tomo del brazo para pararlo. Se fueron por el sendero rumbo a su hogar. Ya en su casa Javita preparaba unos ungüentos para bajar la hinchazón, y unos vendajes para las zonas maltratadas.

Javita: ¿Te duele mucho hermano?

Max: Bastante, pero mas me duele el alma hermanita, sabes, mientras peleaba con ese sujeto, me di cuenta de algo, si me hubiera golpeado cualquier otro no lo hubiera soportado y talvez hubiera terminado por acabar yo mismo con mi existencia.

Javita: No digas eso hermano, ¿Qué haríamos sin ti?

Max: Tranquila, Cada palabra que me decía, cada golpe, daba directo en mi corazón, me golpearon si, pero me golpeo un cazador, alguien tan noble como el hombre que tiempo atrás fui, y sentí arrepentimiento, pena de mi mismo de lo que soy. Ese Nimeninu me hizo darme cuenta de que aun puedo encender esa llama que los cazadores poseemos, de volver a ser respetado por todos y no temido, ser ejemplo para los niños como lo queríamos, no se en que punto me Salí del camino arrastrándolas conmigo, por favor perdóname hermana- Max echo a llorar.

Javita: No hay nada que perdonar, tu siempre has sabido cuidar bien de nosotras, a pesar de los problemas que eso te acarrearía, te estoy agradecida hermano y te seguiría hasta el fin del mundo si me lo pidieras.

Max: Gracias Javita, no sabes cuanto bien me hacen tus palabras, he decidido que dejaremos esta montaña, comenzaremos una nueva vida, hubiera sido genial poder pertenecer al clan de ese hombre, lastima que no me quiera ver ni en pintura.

Javita: Es una pena, sus amigos me contaban sobre un torneo que se realizara, “La gran temporada de caza”, los mejores cazadores de los continentes participaran.

Max: ¿Gran temporada de caza?, ¿estas segura?

Javita: Así es, el torneo al que anhelábamos participar de niños, ese torneo.

Max: Ese evento se prohibió hace diez años, pero al parecer tendremos nuestra oportunidad después de todo, jejeje.

Javita: Pero solo somos nosotros, nadie querría pertenecer a nuestro equipo.

Max: mmm…tienes razón, no hay mas remedio que convencer a Nimeninu para que nos acepte.

Javita: Preparare todo para el viaje, mañana a penas salga el sol te despertare para partir.

Max: Gracias Javita, ahora dormiré algo que estoy literalmente molido jejeje.

Ya de mañana, los cazadores desarmaban el campamento y se aprestaban para partir.

Victoria: ¿Qué haremos ahora?

Nimeninu: No lo se, seguir buscando, puede que en la aldea Yukumo encontremos cazadores.

Leandro: ¿Esa aldea no esta en el otro extremo de las tierras de Moga?.

Nimeninu: Así es, ¿Y Victoria?

Leandro: Dijo que tenia que hacer algo antes de partir, mira ahí llega.

Victoria: Volví, Nime, mira quien viene ahí.

Una carreta tirada por cuatro antecas llego junto a los cazadores.

Javita bajo y se dirigió al cazador.

Javita: Señor Nimeninu, queríamos pedirle que por favor nos deje entrar a su clan, mi hermano esta realmente arrepentido por lo ocurrido y le pide disculpas.

Nimeninu: No veo a tu hermano dándolas.

Max (desde la carreta): Iría hasta allá si no me doliera cada parte de mi cuerpo, pero lo que dice mi hermana es verdad, de corazón lo siento y queremos pertenecer a tu grupo.

Victoria: ¿Qué dices Nimeninu?

Nimeninu: Mmmm…debo pensarlo, si quieren sígannos a Nuta, allí les daré mi respuesta.

Javita: Muchas gracias.

Nimeninu: Con calma, aun no he dicho que si.

Javita: Lo se, pero algo es algo, jijiji.

Leandro: Bien, pongámonos en marcha, rumbo a Nuta.

Victoria:¿ Y su otra hermana?

Javita: Tuvo algo que hacer, pero dijo que nos alcanzaría en Nuta.

Las carretas se perdieron tras las montañas, nadie salio a despedirlos, excepto dos personas que los miraban de lejos.

Kajuke: Sii, todo salio según lo planeado, tranquilidad para el pueblo.

Matukani: Casi todo.

Los hermanos lucían un ojo morado cada uno.

Matukani: Esa cazadora golpea como el demonio auch.

El viaje de regreso fue sin contra tiempo, la caravana. Paso la noche en el refugio del bosque, ya de mañana llegaban a Nuta. Todo estaba muy tranquilo, demasiado talvez, no se veía ni un alma en las calles.

Leandro: Que callado esta esto.

Victoria: Me da mala espina.

Javita: Hermano, ¿Qué ocurre?, me estoy poniendo nerviosa.

Max: No lo se, pero no temas que yo estoy contigo.

Nimeninu: Esto es muy raro, estén alerta.

La puerta de un inmenso galpón se abrió, Evein se asomo haciéndoles seña para que entraran.

Evein: Rápido, entren, dejen sus carretas por allá.

Los cazadores bajaron y se percataron de que toda la aldea estaba en el lugar.

Nimeninu: ¿Qué es lo que ocurre?

Evein: Un par de barioths, Anoche atacaron el pueblo, perdimos a varias personas, hace unas horas mandamos un escuderón a ver si ya se habían ido pero aun no vuelven.

Una mujer ya entrada en años se les acerco.

Vieja: Ustedes ¿son cazadores? Por favor les pido, mi nieto fue tras ellos, estoy muy preocupada, hagan algo por favor.- y echo a llorar.

Leandro: Cálmese abuela.

Nimeninu: Esta bien, nos haremos cargo, pero sabes que cobramos por nuestro servicio Evein.

Evein: Lo se, pero eso no es problema con tal de que nos libren de esos monstruos.

Nimeninu: Bien, serian por los dos unos cien mil zenin, ¿te parece bien?

Evein: Mas que bien, y por favor les encargo al muchacho, si lo ven por ahí cuídenlo.

Victoria: No se preocupen.

Max: Oye vieja, ¿como se llama el mocoso?

Vieja: Zamir, es algo gordito, y siempre anda despeinado.

Nimeninu: A equiparse, comamos algo y vamos, Rokito, ya tu sabes, a la próxima iras con nosotros.

Roko: Uffmiauuu.

Al cabo de unos minutos los cinco cazadores salían del lugar, los hermanos con sus armaduras de barioths y sus hacha espadas tempestad de llamas, forjadas con materiales de agnaktor, Leandro con su armadura de rathian y su silex peco, Victoria, armadura de lingote y espada grande de rathalos y Nimeninu con su armadura helios mix y su katana de rathalos.

Nimeninu: Nos dividiremos en dos grupos.

Max: Yo iré con Javita, hacia los corrales de popos.

Victoria: ¿Estarán bien los dos?

Max: Descuida, ya veras como Amae llegara justo en el momento indicado y ese barioth será historia, jejeje.

Leandro: Entonces nosotros tres iremos hacia los muelles, ¿Qué dices Nime?

Nimeninu: Hagámoslo…

Unos pasos se oyen por las calles, es el niño que huye despavorido, ocultándose detrás de unas cajas con pescado comenzó a sollozar, un zarpaso las hizo pedazos, restos de pescado se esparcieron en el lugar, el muchacho corrió unos metros que dando entre la pared y el barioth, este rugió, el pequeño se tapo los oídos, el animal se abalanzo para acabar con su presa, cuando en eso, una figura dio un salto tomándolo por el cogote haciéndolo caer sobre una tienda, era Victoria, quien rodó unos metros mas allá desenfundando su arma.

Leandro: Niño, ¿estas bien?

Zamir: S- si señor.

Nimeninu: Será mejor que te ocultes que esto se pondrá feo.

Zamir: En- enseguida.

Victoria: Nimeninuuu, acabémoslo.

Comenzó la lucha, el barioth se abalanzo sobre Leandro este lo esquivo, o eso parecía, el animal volteo tan rápido que de un zarpaso lo mando a volar. Nimeninu, coloco una trampa choque, el wyvern cayo en ella, Victoria de unos cuantos golpes corto su cola, el barioth se libero, un golpe en la cabeza lo aturdió, Leandro siguió golpeando hasta romper sus colmillos, la batalla se extendió por casi una hora por las calles de la aldea, ya sin aliento y malherido el barioth trato de huir, Leandro golpeo una de sus patas quebrándosela, Victoria termino el trabajo dando un gran golpe en el cogote, arrancándole la cabeza.

Victoria: Uf, al fin termino.

Leandro: Lo logramos.

Nimeninu: Bien hecho, rápido a por los hermanos para prestarles ayuda.

Los cazadores dieron la vuelta, El niño los miraba.

Zamir: Eso fue…fantástico, ¿puedo acompañarlos?

La cazadora le dio una patada en el trasero levantándolo del piso.

Victoria: No digas estupideces mocoso, por poco mueres, ahora ve donde tu abuela que esta destrozada la pobre.

Zamir: Snif…¡¡MAMAAAAA!!- y corriendo se perdió de vista.

Cerca de los corrales…

Max: Donde estará ese miserable, sobre esa colina veo algo, vamos Javita.

En la colina, bajo un árbol dormía el barioth, restos humanos estaban desparramados por el lugar.

Max: Acá estas maldito, al parecer prefieres la carne humana a la de popo.

Javita: Hermano, tengo miedo.

Max: No te preocupes, déjanos esto a mi y a Amae.

El barioth despertó y comenzó a rugir llamando a su pareja, Javita se cubrió la cara.

Javita: Hermano, no puedo, no puedo moverme del miedo.

Max: Tu puedes, míralo, ahí esta, vamos Javita.

El barioth emprendió el vuelo, el cazador arrojo un gancho logrando atrapar su pata, y amarrándola al árbol desenfundo gritando:

Max: ¡Javitaa!, lo tenemos es nuestro, ¡miraloooo!

Javita: No puedo.

Max: ¡Hazlo que se escapa!

La muchacha volteo a ver al wyvern y se cubrió la cara, el animal sacudió arrancando el árbol de raíz, ya libre del lazo se elevo.

Max: Maldición, se escapara.

Una bomba de luz estallo, el barioth cayo al suelo, Max cegado también por el destello logro distinguir una figura. Era Amae, que con su arma en modo espada sobre el hombro llegaba al campo de batalla.

Amae: Perdón por la demora hermano, encarguémonos de esta bestia.

Max: ¡Amae!, por fin apareciste, acabémoslo.

El barioth se levanto, Amae de un letal ataque cargado con su espada destrozo sus colmillos.

Amae: Jajaja, esto es excitante, quiero más.

El wyvern se lanzo sobre la cazadora botándola al suelo, esta sujetando los restos de colmillo, le gritaba mientras el animal trataba de morderla.

Amae: ¡¿Es todo lo que tienes!?, eres una basura, me divertiré contigo un rato antes de matarte.
De un rápido movimiento Amae se monto sobre el barioth cruzando sus piernas en su cogote, comenzó a corcovear cual toro salvaje, la cazadora estaba extasiada.

Amae: ¡Yiija!, jajaja, tonta bestia,

El monstruo agotado se detubo a tomar aire.

Amae: me aburriste, es tu fin.

Amae apretó mas los trozos de colmillos del barioth arrancándoselos de raíz, este cayo al suelo del dolor, Amae se incorporo y fue por su arma.

Amae: Uy,…pobre gatito, le dolió parece, jajaja.

Max: Amae, deja de jugar y terminémoslo.

Amae: Uf, esta bien. El wyvern ataco con todo, pero no eran problema para los hermanos, habían cazado cientos de ellos.

El otro grupo llego hasta las colinas atraídos por los rugidos, Leandro y Victoria se unieron a la lucha.

El barioth levanto el vuelo, Amae de un tajo ascendente corto su cola, haciéndolo caer, Leandro aprovecho para aturdirlo, Max y Victoria destrozaron sus alas, Amae dio el golpe de gracia partiéndole las vértebras del cogote.

Todos celebraron la victoria, excepto Amae, que seguía golpeando al wyvern.

Amae: Toma, Toma, maldito, muere de una vez ¡¡MUEREEE!!

Su hermano se apresuro a tomarla por la espalda, esta soltó el arma y cayo de rodillas al piso llorando.

Max: Ya, calma, hermanita, ya todo paso Javita.

Nimeninu- Victoria – Leandro: ¿Javita?

Javita: Hermano, tengo mucho miedo, ¿todo acabo?

Max: Así es, y déjame decirte que Amae lo hizo muy bien, aun cuesta controlarla, pero más temprano que nunca lo lograremos.

Javita: Salgamos de aquí hermano.

Max: Vale.

Nimeninu: Max, creo que nos debes una explicación de lo ocurrido.

Leandro: Ahora si que no entiendo nada.

Max: Se que debimos contarles antes, pero…volvamos al galpón a dar las noticias a Evein, lamentablemente el escuadrón pereció, luego en la taberna les diré lo que quieran saber.

Nimeninu: Mmmm…bueno, vámonos, antes veamos que materiales obtenemos de este animal.

Ya entrada la tarde relativa calma volvía a Nuta, los cazadores entraron a la taberna.

Continuara...

Ojala les guste.( sobre todo a Amae Smile ).

PD: Creo que quedo algo largo XD.
avatar
LEOMAX

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 15/01/2012
Edad : 41
Localización : Alto Hospicio, Chile

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Mensaje  amae81 el Lun 14 Mayo 2012, 15:36

Muy bueno, gracias por hacerme participe en la historia.

Has captado toda mi esencia jejeje Twisted Evil

_________________
Nick: amae
ID: 4NQ36Z
RC: inestable
Armas: Hacha espada, Martillo, ... me gusta la ballesta.
avatar
amae81

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 14/11/2011
Edad : 36

Ver perfil de usuario http://www.foromonsterhunter.com/t5785p125-actualizado-amae-r

Volver arriba Ir abajo

Re: ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Mensaje  beltrod el Miér 16 Mayo 2012, 18:01

Increible has reflejado la autentica esencia de Amae es la descripicion mas exacta que he visto en toda mi vida cheers cheers cheers

_________________
RC:814 y subiendo.
ID:6X68PP
Miembro del H&K

Yo hice mi rc 100 con Javi xD
Yo hice mi rc 200 con Xavi, Amae y Venatus
avatar
beltrod

Mensajes : 1235
Fecha de inscripción : 14/02/2011
Edad : 21
Localización : Idhún, Carvahall, Sunny Go

Ver perfil de usuario http://www.foromonsterhunter.com/t3809-actualizadoaser-rc24-y

Volver arriba Ir abajo

Re: ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Mensaje  amae81 el Miér 16 Mayo 2012, 22:11

Aser, tu si que me conoces cielito Smile

_________________
Nick: amae
ID: 4NQ36Z
RC: inestable
Armas: Hacha espada, Martillo, ... me gusta la ballesta.
avatar
amae81

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 14/11/2011
Edad : 36

Ver perfil de usuario http://www.foromonsterhunter.com/t5785p125-actualizado-amae-r

Volver arriba Ir abajo

Re: ASESINO DE CAZADORES. CAP. 17

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.