El parche para reducir los tiempos de carga de Bloodborne se espera para este mes